Bronceado y cuidado del pelo y la piel

Trucos de belleza
bronceado, bronceadores, trucos para el verano, trucos para ponerte morena, trucos para tomar el sol
0
Bronceado y cuidado del pelo y la piel

Para que este verano luzcas el mejor bronceado posible es conveniente que comiences a preparar tu piel. Porque aunque el sol tomado en su justa medida puede resultar muy beneficioso, no deja de ser cierto que también puede ocasionar efectos secundarios como manchasquemaduras y fotoenvejecimiento. Además, tiene una relación muy directa con la aparición del cáncer de piel.

Son inconvenientes que se pueden soslayar tomando algunas medidas preventivas que resultan de gran utilidad.

Consejos para un bronceado seguro

La primera que te recomendamos es la exfoliacion para el bronceado, algo que conviene que hagas una vez por semana porque esta práctica sirve para eliminar un número elevado de las células muertas del rostro y del resto de la piel. Además, limpia a fondo la piel y la prepara para la toma de contacto con el sol.

Una tarea que conviene realizar con cuidado y eficacia. Lo que no debes hacer es frotar con fuerza; antes al contrario, lo que te recomendamos es que te apliques gel exfoliante con los dedos, tanto por el rostro como por el cuerpo. Con mucha suavidad y con pequeños movimientos circulares.

Se trata de un tratamiento que conviene realizar al menos una vez por semana. Eso sí, debes tener la precaución de retirar el gel con agua y con esponjas. Y siempre con mucho tacto.

Es el tratamiento preventivo, el que te conviene seguir antes que comience la temporada de playa, aunque ni mucho menos el definitivo.

Protectores solares

Una vez que estés en la orilla del mar será imprescindible que utilices un buen protector. En la playa, en la piscina y cuando te sobrexpongas al sol, por ejemplo, dando un largo paseo durante las horas centrales del día.

Porque las cremas solares son muy eficaces para neutralizar los efectos nocivos que tienen los rayos ultravioletas. Además, son nutritivas, hidratan la piel y ayudan a que el bronceado resulte más bello y duradero.

Eso sí, hay que tener la precaución de ponerse la crema media hora antes de que empiece el contacto con los rayos del sol. Luego, según vayan pasando los minutos, conviene repetir la operación.

Y siempre hay que recurrir a un factor de protección muy alto. Un 50 estaría muy bien. Ten en cuenta que su utilización convierte en menos probable la aparición de las temidas manchas en la piel que, en el mejor de los casos, cuesta mucho eliminar.

Y si no te bronceas exponiéndote al sol, sino en un solárium, es bueno que sepas que puede venirte muy bien la ayuda de un acelerador del bronceado. Deberás aplicártelo por todo el cuerpo antes de entrar en la cabina de rayos UVA. Así, potenciarás tu bronceado a la vez que te proteges.

Con todo esto esperamos que tu bronceado quede genial y dure mucho. Todo consejo es bueno durante el verano.

Valora este post

¡Cuéntanos qué te parece!