Cambia tu baño con un nuevo plato de ducha

Un poco de todo
cuarto de baño, placa ducha, Plato de ducha, reformar el baño, reformas del hogar, vireco
0
plato de ducha

Una de las reformas que se realizan con más frecuencia en los cuartos de baño es el cambio de bañera por plato de ducha. Es una forma sencilla de agrandar el baño y modernizar su aspecto al mismo tiempo.

La ducha es, probablemente, lo más importante a tener en cuenta si hablamos de aprovechar al máximo el espacio del cuarto de baño.

Por una parte, queremos una ducha lo suficientemente amplia y cómoda. Por eso es la zona a la que hay que regalar más espacio. Y por otra parte, si elegimos los materiales adecuados se puede conseguir un efecto de ducha “invisible”. De este modo tendremos una ducha grande y un cuarto de baño amplio al mismo tiempo.

 

Para escoger el plato de ducha que mejor se adapte a tus necesidades debes mirar varios aspectos. Debes tener en cuenta tanto el diseño como la funcionalidad y escoger el lugar más adecuado para instalarlo. Conviene que dibujes un boceto del cuarto con las medidas. Así verás con claridad cuáles son las opciones distribución y planificar mejor lo que vas a hacer.

En cuanto a los materiales y los diseños, son varias las posibilidades entre las que se puede elegir. Todos estos son de buena calidad, resistentes y de fácil mantenimiento, y podemos encontrarlos en Vireco:

– Porcelana.

– Acrílicos.

– Gel Coat.

– Marmek.

– Scene Materia.

– Silex.

Platos de ducha angulares, rectangulares, cuadrados.., existe una amplia gama de medidas, formas y acabados entre los que puedes escoger.

Aprovechar mejor el espacio con Plato de Ducha

No olvides que es importante aprovechar el espacio de las esquinas cuando el baño es pequeño: la diferencia es notable. De este modo, si tu baño mide menos de tres metros y medio, la opción más recomendable es un plato de ducha cuadrado o angular. Si es más grande, la opción más indicada será el plato de ducha rectangular.

Son muchas las ventajas de los platos de ducha: se ahorra considerablemente en el consumo de agua, es muy accesible porque elimina las barreras para entrar y salir de la ducha y además, es muy fácil cómodo mantenerlo limpio.

Una opción interesante es tomar la medida del plato de ducha y coloca una tarima antideslizante. Esta evita los resbalones y su diseño tiene un alto valor decorativo. Se adapta perfectamente, se coloca con total facilidad y cambia al instante el aspecto de la ducha. La sensación de limpieza es mayor y es un detalle que aporta calidez.

Combinar el plato de ducha o en su caso, la bañera con una mampara de cristal, hará que tu cuarto de baño se amplíe mucho visualmente. ¡Escoge siempre una mampara de vidrio para modernizar y ampliar tu baño! El cristal es una apuesta segura que permite el paso de la luz y con ello permite una mayor amplitud, ofreciendo a la estancia un aspecto más limpio y agradable.

 

 

¿Qué tipo de plato de ducha preferís en vuestro baño? ¿Sois más de ducha o de bañera?

Valora este post

¡Cuéntanos qué te parece!