Estar muchas horas en la misma posición pasa factura a las piernas

 

Pasar mucho tiempo en posición de sentado en la silla del trabajo o de pie parado, sumado a una falta general de realizar más actividad física, termina pasando factura a nuestras piernas por la retención mayor de líquidos que provoca hinchazón.

 

Desde casa podemos realizar un masaje drenante que puede aliviar parcialmente los síntomas, aunque por supuesto lo ideal es recibir un masaje de manos de un profesional, realizar más ejercicio o usar cremas que reduzcan esos efectos nocivos. Conviene pedir consejo en la farmacia, pero como un primer paso para el dolor de piernas podemos recurrir a un automasaje y algunos consejos para tener en cuenta en casa.

 

Cómo detectar que se está reteniendo líquidos

El efecto más palpable es el de la hinchazón de las piernas. Al final del día se tiene la sensación de una completa fatiga en las piernas, como un efecto de pesadez. La causa es la retención de líquidos o edema, que a veces está asociado a problemas circulatorios.

 

Por dónde empezar

Un masaje linfático para deshacerse de las toxinas puede disminuir esa percepción. La duración debería ser de al menos quince minutos pero si puede prolongarse más allá de media hora mucho mejor. Olvida la concepción de que un masaje debe doler para ser efectivo. En el masaje linfático se presionan algunos puntos clave y no se necesita una fuerte presión sino unos movimientos eficientes.

 

Cómo evitar este problema

Hay que evitar pasar mucho tiempo en la misma postura, ya sea de pie o sentado. Y a cada hora hay que tomarse unos minutos para dar unos pasos y a ser posible subir y bajar unas escaleras.

 

Realizar un poco de ejercicio físico con regularidad debería ser algo obligatorio. Sólo así se evita que el cuerpo se resienta.

 

Si se padecen estos síntomas, muchos médicos recomiendan dormir apoyando las piernas en un almohadón que eleve un poco la parte inferior de las mismas.

 

La ropa ajustada tampoco ayuda a no ser que se trate de algo específico como unas medias de compresión. Si se van a pasar muchas horas en la misma posición, lo mejor para la salud en general es vestir ropa suelta.

 

Un clásico: terminar la ducha con unos segundos de agua fría. Porque el cambio de temperatura en las piernas tonifica los vasos sanguíneos y contribuye al bienestar y la sensación placentera.

Valora este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *