La farmacia es el sitio de referencia para comprar los productos

Todos usamos un cepillo de dientes y un dentífrico, y así mantenemos una higiene. Pero la salud bucodental suele ser la gran olvidada, parece que sólo nos acordamos de mantener otros cuidados cuando tenemos una emergencia. Estas situaciones podrían evitarse si acudiésemos con frecuencia a la farmacia y nos dejásemos aconsejar. Sin dejar a un lado por supuesto la visita anual al dentista.

El valor añadido que aporta la farmacia está en el consejo a la hora de la venta de productos, que al farmacéutico le puede suponer también una fidelización con el cliente. Las personas que tratan de cuidar de su salud bucodental utilizando algo que vaya más allá del cepillo y la pasta dental son consumidores que están concienciados con mantener una buena rutina y se dejarán aconsejar más fácilmente por la figura del farmacéutico.

Para el resto de usuarios hay que hacer una labor informativa para tratar de introducirles estos productos y una de las formas más eficientes suele ser el darle visibilidad en la farmacia, dedicándoles un espacio en el que el cliente pueda ver y valorar las diferentes opciones.

 

¿Qué debo utilizar para cuidar la salud bucodental?

Un cepillo de dientes indicado para tus encías. El sangrado suele ser consecuencia de un proceso inflamatorio y no es una buena señal. Además hay que cambiar de cepillo cada tres o cuatro meses, y por supuesto cepillarse los dientes después de cada comida. A esto hay que añadir como otro elemento de protección la seda dental y los cepillos interproximales.

El flúor constituye otro de los pilares básicos en la prevención de la caries y lo encontramos en varias formas. Puede ser como colutorios, esos enjuagues diarios o semanales que deben mantenerse en la boca durante un minuto. O puede ser en forma de geles de flúor, que son aplicados por el dentista cada seis meses. Algunas marcas venden también dentífricos ya flourados, que suele ser la forma más habitual. Es muy importante elegir un buen dentífrico que proteja realmente.

Los hábitos alimentarios correctos son otro factor que influye en la buena salud bucodental. Hay que incluir en nuestra dieta proteínas, vitamina C y calcio, todos elementos que ayudan a la salud de nuestros dientes y por supuesto, tratar de disminuir la ingesta de azúcar lo máximo posible.

Valora este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *