Outfit para bodas de verano

Moda y compras
bodas de verano, conjunto de bodas, ideas para bodas de verano, Outfit bodas verano
0
Outfit para bodas de verano

El elemento que más destaca en las bodas que se celebran en verano es el calor. Y, sí, es algo que va a influir de forma muy notoria en tu vestuario. Lo más recomendable es decantarse por vestidos confeccionados con tejidos vaporosos y fluidos. Esto te permitirá un mayor disfrute del evento.
 Una de las dudas recurrentes a la hora de escoger un look para bodas de verano es el largo del vestido. Esta se disipa de forma automática atendiendo a dos criterios:

– Horario: 
Si la boda se celebra durante el día lo más adecuado es lucir vestidos cortos (alrededor de la altura de la rodilla). En cambio si la celebración se realiza de noche la mejor opción es contar con la elegancia de un vestido largo. 
Los matrimonios que tienen lugar por la tarde terminan celebrándose por la noche. Por tanto, en este caso también sería buena idea optar por un vestido largo.

– Formalidad: Existen bodas muy serias y otras mucho más informales. Esto puede deberse a cómo están organizadas o por el número de invitados que asistirán. Y esta es otra de las claves para determinar el largo del vestido. 
Habíamos mencionado que las bodas celebradas por la noche requieren vestidos largos, pero esto es algo que puede cambiar cuando hablamos de los matrimonios más informales, en los que puedes optar por un vestido corto y aun así encajar a la perfección.

¿Qué colores son los más adecuados para una boda de este tipo?

Partamos de la base de que el blanco y todos los colores similares a él (beige, nude, hueso…) son colores prohibidos. Lo más habitual es que la novia los utilice para su vestido, por lo que basar en ellos tu outfit para bodas de verano hará que parezca que buscas robarle el protagonismo. Existen multitud de colores adecuados, por lo que olvídate de estos tonos.
Los colores cálidos son los más apropiados para el verano. Hablamos del amarillo, el rosa, el rojo, el naranja… aunque cualquier tipo de color pastel te sentará estupendo en una boda veraniega.
Los colores flúor también son geniales para usar en verano, dado que resaltan el bronceado de la piel. Colores como el naranja, el limón o el lima son totalmente adecuados para una boda en esta estación. 
Lo mejor de las bodas veraniegas, sin duda, es la posibilidad de llevar escotes en la espalda, con la sensualidad y feminidad que desprenden, pero sin resultar demasiado exuberantes. Los vestidos con este tipo de espaldas, además de resaltar el atractivo hacen que el calor no sea tan sofocante.

Accesorios que combinan de forma ideal en temporadas calurosas

En las bodas de verano lo habitual es llevar accesorios muy sobrios y sencillos. Los relojes, anillos o bisutería que se lleven deben ser pequeños y discretos. Y no pueden faltar unas gafas de sol. 
Escoger unas gafas de sol adecuadas puede vestir más que cualquier accesorio. Además, te permite poder jugar, tanto con el color de las monturas, como con el tamaño de los cristales. Si la ceremonia tiene lugar por la mañana o se realiza al aire libre es una parte fundamental de tu atuendo.
 El maquillaje no forma parte de los accesorios, pero no podíamos dejar de mencionarlo. Llevar maquillaje líquido a una boda en verano únicamente va a provocarte incomodidad y la necesidad de tener que estar retocándolo continuamente. Si utilizas maquillaje en polvo podrás ahorrarte todos esos retoques y disfrutar enormemente del evento.

 

Valora este post

¡Cuéntanos qué te parece!