Consejos para hacerse con todo lo realmente necesario

Cuando se está esperando el nacimiento de un bebé surgen muchas preguntas. Si todo irá bien, cómo será el parto, qué documentación hay que tramitar o qué necesitamos tener preparado para cuando nazca.

La parte más obvia son los objetos más grandes como la cuna o el cochecito de paseo pero te darás cuenta de que también necesitarás de la sección farmacia bebé pequeñas cosas del día a día.

La lista puede llegar a ser inmensa porque incluye esos pequeños detalles que se pueden requerir en ocasiones concretas, pero vamos a centrarnos en lo que realmente precisas, tanto para el bebé como para la mamá.

Básicos que no pueden faltar

Para el baño vas a necesitar champú y gel de baño para bebés, talco en crema, pañales, toallitas húmedas, una crema hidratante, biberones para recién nacido, un esterilizador, algún producto para el cuidado del ombligo, un cepillo del pelo, un termómetro, unas tijeras redondas y varios chupetes.

Pero seguramente vas a necesitar también una esponja natural, un termómetro para el baño, tetinas, un calienta biberones (con enchufe adaptable al cargador del coche), una escobilla limpia biberones, sacamocos, y más enfocado a la mamá un extractor de leche y discos de lactancia.

Hay otros complementos no tan urgentes pero también necesarios como baberos, cadenita para el chupete, porta chupetes o un cojín de lactancia. Otro ejemplo es el suero para limpiar la nariz y los ojos, que terminarás usando.

Una situación, una necesidad

Las necesidades también varían en función de si se va a dar pecho o el biberón. En principio la lactancia materna es el mejor alimento que puede tomar el bebé en sus primeros meses de vida, por lo que no serían necesarios biberones ni leches infantiles. Pero la lactancia es una elección que depende de diversos factores.

Cuidado de la madre

No hay que olvidarse de la mamá: va a necesitar productos de higiene después del parto como compresas de celulosa. Por supuesto que hay muchas más cosas que se pueden incluir en la lista pero cuántas veces no se ha escuchado decir a más de una madre la cantidad de cosas que no llegaron a usar nunca por lo que es mejor hacer la lista con cautela y siempre hay tiempo de ampliar los accesorios tras el nacimiento.

 

Valora este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *