Malestar general y dolor de cabeza suelen ser los síntomas

 

Beber, sí. Pero en este caso agua. Toda la que sea posible. Ese es el primer paso porque beber alcohol deshidrata por lo que es esencial volver a hidratar el cuerpo y nada como el agua en grandes dosis a lo largo de todo el día siguiente.

Es muy importante echar líquido al cuerpo en un día de resaca. El agua es vital para quitar la resaca pero puede complementarse con bebidas isotónicas porque aportan minerales al organismo, por lo que también son una buena ayuda, en concreto si además tenemos problemas estomacales.

El siempre presente dolor de cabeza

Es el síntoma más evidente de la resaca. Para el dolor de cabeza la mejor de las soluciones es un antiinflamatorio como el ibuprofeno. Un truco: puedes tomar el ibuprofeno al llegar a casa justo antes de meterte en la cama a dormir porque alivia bastante los efectos que puedes encontrar al despertar.

La vitamina B12, esa gran amiga

La explicación es muy sencilla. La vitamina B12 colabora a eliminar los restos de alcohol a través de la orina. Se pueden consumir alimentos ricos en vitamina B12, que podemos encontrar en huevos, lácteos y carnes (hígado de ternera, hígado o riñones de cordero) o pescados como la almeja, caballa o sardina.

Evita comer fast food

Quizás porque es una vía rápida o porque el cuerpo nos pide gran ingesta de alimento, la realidad es que en los días de resaca se suele consumir mucha comida como hamburguesas, pizzas o patatas fritas. Lo ideal es optar por comida saludable que incluya huevos o pasta, pescado y algo de verdura.

 

La vitamina C es otra aliada. Sus propiedades antioxidantes combaten esa intoxicación a la que ha sido sometido nuestro cuerpo debido al exceso, a la vez que ayudan al hígado. La puedes encontrar en frutas como naranjas o kiwis.

 

Tómatelo con calma y elige dormir

La resaca suele producir un estado general que afecta incluso al estado de ánimo y al humor. Toma un baño calmante con agua caliente y descansa para que además tu musculatura también se recupere. Pero sin pasarse, no es bueno estar todo el día en la posición de tumbado en el sofá. Si no te apetece una pequeña sesión de deporte bastará con un paseo, una sesión de yoga o al menos unos estiramientos.

Valora este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *